About this App

Lorem ipsum dolor sit amet, consecte tuer adipiscing elit, sed diam tincidunt ut laoreet dolore magna aliq.

Address

302 2nd St
Brooklyn, NY 11215, USA
40.674386 – 73.984783

Folow us on social

Me amo, me cuido

Me amo, me cuido

Me amo, me cuido

¿Te sientes negativo/a, te cuesta dormir, no te puedes concentrar, explotas con facilidad,estás desanimado/a, enojado/a y con ganas de llorar?

Es posible que estés pasando por un cuadro de estrés intenso o una depresión. Lo que no es extraño, porque Chile es uno de los países con las tasas más altas de este tipo de problemas, si te sientes identificado/a, te invitamos a conocer algunos métodos que te pueden ayudar.

En nuestro país es un tema bastante común y, lamentablemente, aún no existen políticas públicas concretas para buscar una solución. Chile es uno de los países que menos recursos invierte en salud mental, lo que conlleva a que existan más de un millón de personas con ansiedad y cerca de 850.000 con depresión, diagnóstico que se ha incrementado en 60% desde el año 2000 al 2009, según cifras de la OMS. 

Es por ello que las terapias complementarias se han vuelto una gran herramienta para enfrentar estas situaciones. Lo vemos por ejemplo con las flores de Bach, es una terapia que nos permiten hacernos conscientes de las causas que están provocando ciertas molestias en nosotros, en nuestra forma de actuar e incluso con dolencias físicas.

¿En qué consiste esta terapia y cómo se realiza?

Es una terapia amigable, cercana y fácil de seguir, apta para niños(as) y adultos. Comienza con un diagnóstico energético para conocer el nivel vibracional en que se encuentra la persona. Luego se realiza una entrevista personal al consultante, si es un niño/a, se puede conversar primero con los padres y luego se incorpora en la conversación al pequeño/a que quieran tratar.

En este punto, es importante mencionar que los niños/as se encuentra dentro del campo energético de la madre hasta los 6 años aproximadamente, por lo tanto, si su hijo/a se encuentra en ese rango etario es fundamental que ambos se realicen la terapia para que sea más efectiva.

En la 2º parte de la sesión se complementa el diagnóstico con otras herramientas, la más común suele ser el test con cartas, donde aparecen imágenes de flores de Bach y la persona escoge algunas. Asimismo, se puede usar un cuestionario o un péndulo. Al terminar la sesión se realiza la preparación de las esencias con las que se va a trabajar y se les indica la forma en que debe consumirlas. Cada sesión dura cerca de 1 hora.

Cabe destacar que estas terapias son un tratamiento, que al ser natural, suele tener resultados más lentos, aunque generalmente, depende de cada persona. Siempre se sugiere un mínimo de entre 4 y 6 sesiones para ir evaluando los avances, por lo que es esencial que la persona sea constante y responsable con las indicaciones que se le dan en cada sesión.

Es importante mencionar que esta terapia y otras se pueden complementar muy bien con el reiki, de hecho los procesos suelen ser mucho más rápidos y efectivos cuando se realizan ambas. En el caso del reiki, para quienes no saben de qué se trata, es una terapia que se efectúa con la imposición de manos del terapeuta, método con el que se conecta la energía universal con la energía vital de cada persona, los efectos, sensaciones y experiencia con esta terapia son personales, cada consultante lo vive de distinta forma, aunque todos coinciden en que es algo así como mágico.  

Por último, solo nos queda comentar que estas terapias nos ayudan a estabilizar los procesos emocionales, equilibrando y canalizando lo que sentimos para hacernos responsables de nuestro proceso de sanación, nos permiten trabajar la ansiedad, depresión, rabia, angustia, pena, adicciones, crisis de pánico y todos los sentimientos que nos afectan a diario. Lo mejor, es que no se han registrado contra indicaciones y se puede complementar perfectamente con la medicina tradicional.

Leave a Reply